Receta: 3 deliciosos aperitivos con jamón ibérico

Si hay un producto que siempre triunfa en casa con tus invitados sin duda es el jamón ibérico. A todo el mundo le encanta este producto, sobretodo saboreándolo por sí solo. No obstante, hay muchos platos con jamón ibérico que merecen mucho la pena. Por eso hoy os traemos 3 deliciosos aperitivos con jamón ibérico que seguro van a triunfar en cualquier mesa.

1.Bikini trufado con jamón ibérico

Este plato es toda una delicatessen. Lo primero que necesitamos es queso brie trufado. El aroma de este queso es exquisito y es un producto fácil de conseguir en tiendas gourmet o en algún supermercado. Untaremos un par de rebanadas de pan de molde sin corteza con mantequilla y colocaremos una de ellas en una plancha caliente por la parte de la mantequilla. Pondremos encima un par de lonchas finas de jamón ibérico y colocaremos, encima del jamón, tres lonchas de queso brie trufado. Taparemos con la otra rebanada de pan de molde. Una vez dorado por un lado le damos la vuelta para que se dore por la otra cara. Es importante ir aplastándolo con una espátula. Le volvemos a dar la vuelta para poderlo aplastar por la otra cara también. Una vez listo, es tan sencillo como hacer dos cortes en diagonal al sándwich para que nos queden 4 triángulos y así tendremos una presentación del plato original.

2. Melón o piña con jamón ibérico

Este plato es un clásico porque el contraste dulce y salado es una de las mejores combinaciones posible. Hoy vamos a hacer la versión en aperitivo. Sacamos unas bolas de melón con ayuda de un sacabolas o cortamos una rodaja y hacemos cubos. Lo mismo haremos luego con la piña. Cortamos finas tiras de jamón, las doblamos en forma de zig-zag, pinchamos con un palillo o brocheta y colocamos encima de una bola de melón. Para la piña con jamón cortamos rodajas de 1 cm y medio de grosor y luego hacemos cubos limpios. Repetimos la misma operación anterior. Cortamos tiras de jamón y enrollamos en forma de zig-zag, una brocheta y pinchamos encima del trozo de piña. Ya tenemos listos dos bocados parecidos, pero a la vez diferentes, muy refrescantes y riquísimos.

 

3.Rollitos de jamón ibérico con queso de cabra suave y pesto.

Empezaremos preparando un pesto: unas hojas de albahaca fresca, una pizca de sal, un puñado de piñones, queso parmesano rallado y/o pecorino y aceite de oliva virgen extra. Iremos añadiendo poco a poco los ingredientes en un mortero y los iremos machacando para que se vayan integrando. Después, chafaremos con ayuda de un tenedor 45 g de queso de cabra suave y añadiremos un par de cucharaditas de pesto al queso. Mezclamos bien. Estiramos un poco de papel film transparente sobre la mesa de trabajo. Colocamos encima una fina tira de jamón, echamos en un extremo una cucharada de la mezcla del queso con el pesto. Enrollamos con ayuda del film a la par que vamos apretando el rollito. Podéis presentarlos como si fuera un canelón o como si fuera un bocado, partiéndolos por la mitad y colocándolos de pie sobre el plato. Un par de piñones sobre cada rollito y una hoja de albahaca fresca.

Espero que os hayan gustado estos sencillos pero deliciosos aperitivos de jamón ibérico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *