¿El jamón ibérico engorda?

Hoy en Gourmet Ibérico te traemos uno de los grandes mitos sobre el jamón ibérico y que siempre que sale plantea dudas. ¿Engorda realmente el jamón ibérico? ¿Es malo para la salud? Al ser un tema que genera mucha controversia, queremos que resuelvas tus preguntas explicándote qué beneficios tiene el jamón ibérico y si de verdad puede hacer que cojas peso.

El jamón ibérico es conocido sobretodo por ser un producto gastronómico valorado internacionalmente por su exquisito sabor. Pero también algo que le caracteriza y mucho es su origen: el cerdo. El cerdo es un animal que contiene en su cuerpo un alto índice de grasa, por lo que el jamón acaba siendo también un producto graso. ¿Eso quiere decir que vamos a engordar cuando comamos jamón? Por supuesto que no.

Aproximadamente 100gr de jamón ibérico equivalen a unas 250/300 calorías, pero hay que diferenciar de dónde provienen esas calorías. Si bien el jamón tiene un contenido alto en grasa, lo tiene aún más de proteína. Qué sorpresa, ¿verdad? En el jamón no todo es grasa, sino que su aporte energético depende muchísimo también de la proteína que contiene. En 100gr de jamón ibérico encontraremos unos 14gr de grasa y unos 32gr de proteína, algo más del doble.

¿Qué queremos decir con esto? Que por que comas 100gr de jamón ibérico a la semana no tienes porqué engordar. También hay que tener en cuenta que mucha gente decide retirar el exceso de grasa de la loncha de jamón, por lo que ingiere aún menos cantidad de grasa.

Además, el jamón ibérico tiene muchos beneficios para nuestra salud, ya que es fuente de vitaminas y nutrientes, además de proteínas como ya hemos dicho. Incluso la grasa interna que contiene el jamón es saludable y recomendable para nuestra salud,  la grasa también es necesaria en nuestra dieta diaria!

Conclusión: el jamón ibérico NO engorda. No tenemos porqué renunciar a un manjar como el jamón ibérico por miedo a coger unos quilos. Nuestra recomendación es que consumas jamón o cualquier otro producto ibérico siempre que te apetezca, pero eso sí, cuidando mucho con qué lo vas a acompañar (a veces el mismo pan es el que nos aporta más calorías) y sin excederte en cantidad.

Que tampoco te dé miedo pasarte en las fiestas de Navidad comiendo jamón con tu familia o amigos, ese tiempo está para disfrutarlo y, siempre y cuando no se convierta en un hábito, puedes disfrutar del placentero sabor del jamón ibérico cuando te apetezca 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *