Sorprende a tus invitados: Huevos rotos con jamón ibérico

Siempre nos comemos la cabeza pensando en platos muy elaborados que puedan hacernos parecer grandes chefs delante de nuestros comensales. ¡Pero la verdad es que no hace falta complicarse tanto! Por eso hoy vamos a preparar una receta super fácil y que es un acierto total para cuando quieres sorprender a tus invitados: huevos rotos con jamón ibérico.

 

Ingredientes (2-4 personas)

Esta receta está pensada para una ración del tamaño de un plato, por lo que sirve como plato único para dos personas pero también la podéis hacer para picar entre varios. Además, una de las grandes ventajas que tiene esta receta es que no necesitaremos muchos ingredientes:

  • Tres patatas medianas
  • Dos huevos
  • Unas lonchas de jamón ibérico
  • Aceite de oliva virgen extra

Receta

1.Lo primero que debemos hacer es limpiar y pelar las patatas. Una vez peladas las cortaremos con un cuchillo o con una mandolina a rodajas de tamaño fino. Las salaremos un poco, teniendo en cuenta que el jamón ya le aportará ese sabor salado a nuestro plato.

2. Pondremos una sartén con abundante aceite y, cuando esté bien caliente, freiremos las patatas. Lo haremos a fuego medio para que se vayan cocinando poco a poco. El punto final de la patata depende del gusto personal de cada uno, así que para que no queden demasiado crujientes, vigilaremos que no esté el fuego demasiado alto, pero si las queremos crujientes lo subiremos al final para que las patatas se doren.

3. Retiraremos las patatas del fuego y las pondremos en un colador colocado encima de un plato hondo o de un bol para que vayan escurriendo el aceite.

4. Ahora pasaremos a hacer los huevos. En este caso tendríamos dos opciones, podemos freírlos o hacerlos a la plancha (con mucho menos aceite). Si queremos freírlos, en el mismo aceite donde hemos hecho las patatas, haremos los huevos fritos. Vigilaremos que el fuego esté bien caliente y romperemos el huevo. Si la cantidad de aceite no es suficiente, hará falta ir echándole aceite por encima al huevo para que se acabe de hacer. Si queremos hacerlos a la plancha, cogeremos otra sartén y la pintaremos con un poco de aceite. Esto evitará que el huevo se pegue. Tan sólo tenemos que romper el huevo, taparlo y esperar a que esté la clara del todo cuajada.

5. El toque final: el jamón ibérico. El jamón es quizás la parte más importante del plato. Es lo que le va a dar el auténtico sabor a esta receta, por lo que debemos elegir bien nuestro jamón. No importa si es jamón envasado, pero nuestra recomendación es que aproveches si tienes una paletilla en casa y córtala tu mism@ a lonchas! Si aún no sabes cómo, aquí puedes aprender cómo se corta una paletilla ibérica.

Nuestro plato de huevos rotos con jamón ibérico ya está listo, pero no te olvides de romperlo antes de comerlo, cuanto más lo rompas y lo mezcles, más rico estará! Buen provecho 🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *