Receta sencilla: Patatas gratinadas con jamón ibérico

En Gourmet Ibérico somos muy fans de las recetas que incluyen jamón ibérico. Lo cierto es que no hay mejor manera de rematar un plato que añadiendo ese toque de sabor con un buen jamón ibérico de bellota. Por eso hoy os traemos una receta que aunque aparentemente es muy sencilla, el resultado que conseguimos es delicioso y espectacular: patatas gratinadas con jamón ibérico.

Para que un plato tan sencillo como este resulte realmente exquisito debemos procurar que la calidad de los ingredientes sea la mejor. Por eso necesitaremos:

  • 4-5 patatas Monalisa o Kennebec
  • Jamón ibérico de bellota
  • 200ml de nata para cocinar
  • 6 lonchas de panceta ibérica
  • Queso gruyere rallado
  • 1 huevo
  • Nuez moscada
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra

PASO 1

Pelaremos cuatro o cinco patatas pequeñas y las lavaremos bien con agua. Para cortarlas, puedes hacerlo con la ayuda de una mandolina para asegurar que todas las rodajas son exactamente del mismo grosor. Si no tienes mandolina puedes cortarlas con un pelador de patatas o con un cuchillo.

PASO 2

Una vez cortadas, vamos a salpimentar las patatas. Es importarle darles un poco de sabor, por lo que le pondremos un toque ajo sin que esté muy presente. Para ello, machacaremos un ajo y untaremos el molde donde vayamos a hacer las patatas. Después, echaremos un chorrito de aceite de oliva y pintaremos el molde con la ayuda de un pincel. Finalmente, colocaremos todas las patatas bien distribuidas en el molde.

PASO 3

Echamos 200ml de nata para cocinar en un vaso batidor, añadimos un huevo y batimos enérgicamente con unas varillas. Después le damos un toque de nuez moscada recién molida al gusto, un poco de sal y pimienta negra recién molida y batimos todo muy bien. Cuando esté bien batido lo echaremos por encima de las patatas. Es importante repartir proporcionalmente la mezcla por todo el molde.

PASO 4

Precalentamos el horno a 200 grados, con opción de arriba y abajo, y pondremos el molde con las patatas durante 45 minutos. Cuando falten 5 minutos para finalizar la cocción, cubriremos todo el molde con lonchas super finas de panceta ibérica, que con el calor empezaran a derretirse. Le añadimos también queso gruyere rallado, cubriéndolo todo y subimos a 250 grados centígrados con acción gratinado.  Horneamos durante 5 minutos.

Finalizado el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar durante cinco minutos. Ya podremos coronoar este platazo con unas lonchas de buen jamón ibérico de bellota y una ramita de romero.

¡Y ahora a disfrutar! 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *