¿Puedo comer jamón si estoy embarazada?

Hay muchas infecciones que se pueden coger durante el embarazo que pueden ser peligrosas, sobretodo para el feto. Algunas de ellas y las más conocidas son la toxoplasmosis, la listeria, la salmonela y el anisakis. Hoy vamos a hablar sobre seguridad alimentaria en el embarazo y de las recomendaciones que debemos seguir para evitar contraer una infección a través de la comida. Pero como nuestra especialidad es el jamón, hablaremos concretamente de la toxoplasmosis y de la pregunta que muchas mujeres se hacen: ¿puedo comer jamón ibérico si estoy embarazada?

Seguro que os suena esto del dilema entre el jamón ibérico y el embarazo. Pues en ese sentido hay que tener en cuenta muchas cosas, entre otras la toxoplasmosis. Es la bacteria que se analiza en la analítica del primer trimestre y en un casi 90% de los casos es una infección que no se ha desarrollado. Las personas que no han pasado este problema infeccioso tendrán que tener más cuidado, ya que es una enfermedad que afecta a los animales y nos podemos contagiar si comemos carne contaminada de animales que tengan la infección en su cuerpo. La mayoría de veces no se produce ningún tipo de síntoma, pero cuando se produce es algo parecido a una gripe con fiebre.

¿Qué pasa con el jamón ibérico? En general, debemos evitar consumir la carne que no esté cocinada, es decir, cruda para evitar contraer la toxoplasmosis. Pero en el caso del jamón nos encontramos con una carne que está curada, no cruda. El proceso de curación evita que un alimento cómo el jamón contraiga la bacteria y pueda producir infecciones de toxoplasmosis. Eso sí, es muy importante asegurarse que el jamón ha pasado por una cadena de producción controlada y verificada por Sanidad.

Por tanto, si estás embarazada y uno de tus mayores dolores de cabeza es si puedes comer jamón ibérico o no, tan sólo tienes que ocuparte de verificar que el jamón que vas a comer ha sido producido en un método tradicional de salado y que respeta el período de maduración y curación que se indica en la normativa de Sanidad. Disfruta de este manjar sin preocupaciones! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *