Presa de cerdo blanco

“Del cerdo se come todo”, se dice. Y es verdad. De hecho, en la cesta de la compra cada vez se incluyen cortes más variados. Más allá del lomo o el solomillo, se pueden adquirir otras piezas igual de sabrosas, como la pluma ibérica. Hasta hace unos años, el consumo de las carnes frescas del cerdo se quedaba en las zonas de producción, pero ahora se ha extendido.

De buen tamaño (unos 500 gramos), la presa está unida a la paletilla, formando parte del cabecero del lomo. Su posición hace que esté veteada de grasa intramuscular, dándole por ello un jugoso sabor y una mordida dura.

¿Cómo cocinar esta pieza para sacarle más partido? Entera, fileteada, a la plancha, a la brasa, al horno, pero siempre en cocciones cortas. A continuacion te mostramos cómo preparar este plato espectacular, para disfrutar en familia o con amigos.

Elaboración

Marcamos la presa en la sartén con aceite de 0,4 y dejamos enfriar. Posteriormente la introducimos en una bolsa de vacío y la cocemos en horno a
65 ºC durante 45 min.
Para el aceite de perejil, escaldamos el perejil en agua hirviendo, enfriamos
y trituramos con el aceite de oliva del 0,4.

Terminación

Pintamos la base del plato con sweet chili, cortamos un fi lete de la presa y lo
ponemos encima. Por último, ponemos el aceite de perejil y decoramos para
aportar color y frescura con el brote de manzana.

Ingredientes

(4 raciones)

  • 500 g de presa de cerdo blanco
  • 1 bolsa de vacío
  • 100 ml de sweet chili
  • Aceite de oliva del 0,4

Aceite de perejil:

  • 30 g de hoja de perejil
  • 200 ml de aceite de oliva del 0,4
  • 20 g de brotes de manzana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *