¿Qué preparar con la pata del jamón? Receta croquetas de jamón ibérico

Receta de las clásicas croquetas de jamón ibérico

  1. En una olla vertemos la leche y la nata, e incorporamos el hueso de jamón. Si estais aprendiendo cómo cortar jamón iberico, sabed que es muy importante conservar el hueso para esta deliciosa receta. Encendemos el fuego y tapamos una vez rompa a hervir.
  2. Dejamos hervir a fuego lento durante 20 minutos, y en otra olla echamos el aceite junto con la mantequilla.
  3. Picamos finamente la cebolla y la echamos en el aceite. La dejamos sofreír a fuego muy suave hasta que transparente, entonces picamos el jamón ibérico. A la cebolla añadimos el jamón y mezclamos.
  4. Dejamos rehogar durante 20 minutos a fuego medio. La leche y la nata con la pata de jamón ya están. Lo retiramos del fuego y reservamos.
  5. Hechamos la harina, removemos y dejamos que se haga durante al menos 10 minutos. La harina ha de estar bien rehogada.
  6. Retiramos el hueso del jamón (también se puede usar el hueso de una paletilla iberica cortada a mano), la leche y la vamos incorporando a un caliente. Lo hacemos poco a poco sin dejar de remover.
  7. Echamos sal, pimienta, nuez moscada, y mezclamos bien!
  8. Probamos y rectificamos de sal si hace falta. Dejamos que cueza otros 10 minutos. Vertemos la masa sobre un molde plano y grande y dejamos enfriar. Una vez fría la tapamos con film transparente y la reservamos en la nevera hasta el día siguiente.

Vamos a preparar nuestras croquetas!

  1. Batimos un huevo y preparamos también un plato con harina. Otro con pan rallado. Vamos a hacer croquetas de 50 gramos cada una, o sea súper croquetas!
  2. Pasamos primero por harina y eliminamos el exceso.
  3. Ahora pasamos la croqueta por huevo batido.
  4. Y finalmente por pan rallado. Repetimos los mismos pasos con cada croqueta. Harina, huevo y pan rallado, así hasta acabar con toda la masa.
  5. Echamos abundante aceite de oliva en una sartén o también las podéis hacer en freidora.Cuando el aceite esté muy caliente, echamos las croquetas y les vamos dando la vuelta, hasta que estén al punto más o menos dorado que nos guste.

 

Las dejamos escurrir sobre el papel de cocina presentamos y listas para devorar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *