Pastel de patata con Jamón Ibérico y huevos fritos

Aquí estamos en la cocina para presentaros una nueva receta! Hoy va a ser una receta de morroneo, pero no será dulce.. va a ser morroneo salado y con la particularidad de ser de esas de dieta! Pero algo tiene que haber de bueno 😀 …

Voy a haceros una especie de pastel con patatas, con jamón con huevo, con queso al final! una delicatessen. Ya os lo digo: empiezas a comer y dices porque se habrá acabado??!! Pues yo te voy a decir que tienes que hacer una ración razonable ya que como te pongas una buena ración igual te la vas a comer. Así que mejor la ración pequeñita, y para ello he cogido este emplatador para hacerlo bonito y que digais “mira qué bien!”.

Receta de Pastel de patata con Jamón Ibérico y huevos fritos

 

Vamos a ir picando la patata.

Si tienes mandolina mejor, y si no, a practicar con el cuchillo. Un poquito de sal y al aceite hirviendo! Fijaros, algunas incluso se hinchan del todo como si fueran soufflé. Una maravilla! Las hacemos de forma rápida, porque son finitas y lo único que queremos, es que estén prácticamente hechas, para que no sean suficiente tiernita y que no se me pasen de punto.

Ahora lo que voy a hacer va a ser cortar el jamón iberico paso a paso. Voy a intentar cortar todos las lonchas más o menos iguales y los pasaré un poquito por la plancha.

Sabemos el sabor que tiene el jamón ibérico, es una delicia! Pero el jamón a la plancha tiene un sabor mucho mejor!!!

Aprovechando este aceite voy a freír estos estos jalapeños un poquito.

El jamón si lo quisiera muy crujiente, lo metería al horno y lo dejaría un rato pero no hace falta.

No estamos cocinando pluma ibérica. Con esto me vale.

Una vez que tienes ya todo preparado ponemos las patatas, mas queso, mas patatas, mas jamón, y más queso y todo cubierto de patatas. Todo dentro del emplatador.

Bueno, el quesito luego, evidentemente se va a fundir y va a hacer lo que nos gusta tanto a todos! Va a estar chorreando por el lateral y gratinandose.

 

Para que se gratine lo pondremos al horno.

El horno a 200 grados, calor arriba y abajo. No necesitamos que se hornee excesivamente con lo cual lo ponemos aquí diez minutitos.

Luego pues vamos a freír dos huevos y se lo vamos a poner por encima! Como podéis ver, el quesito se nos han fundido por dentro. Deben freír el huevo antes de sacarlo para que no se nos enfríe.

 

Por último voy a dejarlo todo dentro del horno apagado. Pues amigos y amigas aquí tenemos un timbal de vicio!

Con patatitas fritas, jamoncito y jalapeños no se puede pedir más! Espero que lo hagáis en casa y que comnteis que os ha parecido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *